Warning about internet domestic violence sexual assault íAviso del peligro! Link to audio Audio

Violación Sexual

Hablando Juntos de lo Que No se Habla

La violación sexual aterroriza a todas las mujeres. Cuando pensamos sobre la violación sexual, nos imaginamos una sombra atacándonos en un callejón oscuro y solitario. Tambien nos imaginamos paralizadas de miedo y dejadas por muertas. Conocemos este temor cuando trabajamos una jornada nocturna, vamos a la tienda a las once de la noche o cuando regresamos a una casa oscura y vacía. Puesto que nunca nos hemos sentido completamente seguras en cuanto a la violación sexual, usamos tiempo y energía evitando los riesgos. Planeamos y tomamos precauciones. Pagamos un alto precio por esta inseguridad que hemos creado para nosotras mismas: renunciar a nuestra libertad. Para empeorar las cosas, esta imagen del violador del cual queremos cuidarnos, es a menudo diferente a la experiencia de una victima de violación. Algunas veces el asalto sexual encaja con la imagen que hemos tenido, pero más victimas están reportando ataques por amigos, conocidos, miembros de la familia y compañeros de trabajo.

Para empeorar las cosas, esta imagen del violador del cual queremos cuidarnos, es a menudo diferente a la experiencia de una victima de violación. Algunas veces el asalto sexual encaja con la imagen que hemos tenido, pero más victimas están reportando ataques por amigos, conocidos, miembros de la familia y compañeros de trabajo.

Escuchamos estos reportes y nos asustamos. ¿Podemos crear cierta seguridad para nosotros contra extraños, pero como nos protegemos de las personas en quien normalmente tenemos razón para confiar? ¿Cómo sabemos en quien podemos confiar? Nos asusta a aquellas que no hemos sido victimas de violación, el darnos cuenta que nuestras imágenes de la violación y el violador pudieran estar equivocadas, pero la verdadera tragedia es lo que el darse cuenta causa a la victima. ¿Si ella se ha imaginado la violación como un ataque con cuchillo en un callejón oscuro, entonces que es esto que le ha sucedido? ¿Que es la amenaza inesperada y manipuladora de un cuñado? ¿Patrón? ¿Hermano? ¿Esposo o amigo?

Las victimas buscan respuestas sobre lo que les ha pasado. ¿Que clase de mujer es violada? ¿A que clase de mujer la atacan en su propia casa? ¿Por alguien a quien ella aprecia? ¿Por un extraño?

Lamentablemente, la mayoría de las victimas se culpan a sí mismas. Encuentran muchas cosas que ellas "deberían" haber hecho de manera diferente. Además de la culpa que se echará encima, deberá tener cuidado al reportar el crimen. A menudo sus sentimientos de culpabilidad, son reforzados por aquellos a su alrededor. A menudo juzgamos el comportamiento de la victima. Hacemos las mismas preguntas que ella se ha preguntado. Frecuentemente medimos su respuesta con alguna norma de cómo una victima "debe" de actuar. Tal vez nos convenzamos a nosotras mismas, de que esto fue algo que ella de algún modo se busco, para no tener que enfrentarnos al hecho de que lo mismo nos podría pasar a nosotros.

El culparse así misma y el que se le este reforzando por ello, hará que la victima se sienta aislada y evitará obtener la ayuda que necesita. Por otro lado las lineas de ayuda y los lugares de refugio para las victimas pueden ayudar a conseguir un lugar donde las victimas puedan hablar de sus experiencias y llegar a entender que ellas hicieron lo correcto para poder sobrevivir. Puesto que estas llamadas son anónimas, tanto las trabajadoras que responden a las llamadas de emergencia como aquellas que llaman, pueden hablar de lo que no se habla, con el conocimiento de que ellas nunca se reconocerán unas a otras aun si se encontraran personalmente en el futuro. En la línea de emergencia lo hemos oído todo, así que fácilmente podemos decir, ¡Usted no ésta sola! Al hablar juntas, podemos recobrar nuestra libertad de expresión.

Al hablar abiertamente acerca de la violación y el asalto sexual, todas podemos decir, No estamos solas. Podemos encontrar maneras de prevenir el abuso, resolver problemas, confiar unas en otras y encontrar seguridad.

Vietta Helmle

**
Regresar a la sección de 
           Violación Sexual  Sujecto Previo  Sujecto Próximo 

* Línea de 24 horas: (503) 399-7722 Llamada gratis 1 (866) 399-7722
Julio 2007 © Mid-Valley Women's Crisis Service


Bobby WorldWide Approved AAA * Valid HTML 4.01! * Valid CSS!